Teletrabajo sin morir en el intento

¿A quién no le parece una gran idea eso de quedarse a trabajar en la comodidad de una hamaca, en casa, con el cafecito de la mañana, mientras el mundo alrededor se moviliza en las lentas horas pico para llegar una oficina? Es una utopía realizable. De hecho, cada día hay más gente peleando por la idea del teletrabajo o o incluso por convertirse en freelancers.

Sin embargo, no a todos los jefes les parece una buena idea, empezando por el tuyo, que se imagina esto cada vez que dices que trabajarás desde la casa:

 

 

Dancing GIF - Find & Share on GIPHY

En esta entrada, hemos reclutado a un montón de teletrabajadores y les hemos pedido ciertos consejos para no fracasar en esto de adelantar labores desde un laptop y sin tener que aguantarte la prisión oficiniaria. Aquí van algunos:

 

I Mandamiento: Te bañarás temprano y no te pasarás de madre

Dirás que lo bueno de trabajar desde la casa es precisamente poder estar desarreglado y trabajar desde la cama. Aunque lo niegues en público, esa es la primera idea que la mayoría de teletrabajadores tienen en la cabeza. Pero no hay un lugar más propicio para caer en las garras de la pereza que la cama y la pijama. Aunque las tengas ahí cerquita, tu cerebro necesita entender que necesitas desarrollar algunas tareas antes de volver a estar encobijado.

 

II Mandamiento: Tendrás un horario de inicio y finalización

Puede que al no tener que volver a casa o tomar buses, pierdas un poco la noción del tiempo. Pero aunque ya no tengas que moverte de casa, tu trabajo necesita un principio y un fin o de lo contrario te encontrarás muy pronto en medio de un océano de tareas inconclusas y sin chance de dormir. El trabajo nunca acaba, pero tú tienes que entender cuándo parar, cada día.

 

III Mandamiento: trabajarás en lugares que estimulen tu creatividad

El hecho de que no vayas a una oficina no significa que te vayas a quedar encerrado en tu casa para siempre. Al contrario, luego de unas semanas encontrarás que puede tornarse un lugar en el que te aburres un montón. Además, la tentación del TV, la cama y los videojuegos está cerquita y latente. Aprovecha las horas en las que el tráfico no es pesado y vete a un buen café, en el que haya conectividad. Tómate algo rico, ten a la mano una lista de lugares en los que te gusta estar y ve. El cambio de ambiente es muy bueno para estimular la creatividad.

 

IV Mandamiento: Adecuarás un espacio solo para trabajar

Tu subconsciente es algo muy poderoso y generalmente asociará tu casa con un lugar de ocio, por eso, mientras trabajes en la casa, lo mejor es adecuar un buen escritorio, con una lámpara, red, documentos y todo lo que necesitas a la mano. Una estación de trabajo que usarás para eso y nada más. No se vale el sanitario (así estimule tu creatividad).

 

V Mandamientos: No harás mandados

“Como tengo tiempo, voy a ir a pagar la luz, a actualizar el computador, a comprarme unos tennis”. Estas son algunas de las más comunes trampas del teletrabajo. Cuando menos te des cuenta, se habrá ido el día sin cumplir lo que tenías que hacer y de teletrabajador pasarás a desempleado a tiempo completo. Si teletrabajas juicioso y con onda, lo más probable es que tendrás bastante más tiempo libre. Pero es importante que no seas tan flexible con los horarios que te impones, precisamente para que puedas disfrutar tu tiempo en bloque y no de a cunchos.

 

VI Mandamiento: Tendrás unas metas y las cumplirás

Es muy importante que seas realista con las cosas que tienes que hacer cada día. Haz una lista con tus cosas pendientes. Si al tercer día te ves repitiendo tareas de la jornada uno es porque probablemente has desoído los anteriores mandamientos y no demoran en echarte por vago: ¡pijamero!

**********

Ya está, con estos pequeños mandamientos no tendrías porqué fallar en tu teletrabajo. Un último consejo, que aplica para oficinas y domicilios por igual es: no abuses de las redes sociales. Ya es hora de asumir que todos vivimos conectados a Facebook todo el bendito día, pero tanto video y pendejadita se adueñarán de tu tiempo y productividad de a poco.

De hecho, si viste esta entrada por Facebook, la próxima vez abre el link, pero, míralo de noche, como premio 🙂

 

Compártelo en: