¿Motico, Carrito o Bici? He aquí la cuestión

 

 

Todos saben que aquí somos fans de la bici, pero también sabemos que cada quien tiene necesidades distintas. Por eso a la hora de moverte queremos ayudarte a saber ¿Cuál te conviene más? ¿Auto, moto, bici o seguir a pie? Aquí queremos darte algunas pistas de cuál es la mejor opción para ti (y para el planeta).

 

Costo

  • Aquí al carro no le va bien. Por un lado, el carro nuevo más barato vale lo mismo que la cuota inicial de un apartamento, pero además de eso su  empieza a caer en picada desde el instante mínimo en que sale del concesionario. De hecho en el primer año un carro puede bajar de precio hasta un 10%.
  • La moto es, en términos económicos, lo mismo que un carro, pero en menor escala (A menos que la susodicha sea una Harley y el carrito, un Renault 4) Un poco menos costosa, no gasta mucha gasolina, pero eso sí, también se deprecia y también pide taller. Tanto en carros como en motos, los costos se cuentan en millones mientras que…
  • La bici es otro cuento, al menos una normal (también hay bicicletas de millones pero son para hacer deporte no para comprar el pan o ir a la universidad), pide un mantenimiento básico cada 60 días que no vale más de 50 mil pesos, no consume más combustible que tu grasa corporal y su motor eres tú mismo. Baratini, baratini.

 

Velocidad

  • En teoría, el carro te permitirá llegar más rápido a donde quieras. Eso en caso de que el lugar al que te diriges sea una línea recta sin trancón, policías acostados, semáforos y huecos. Como ese lugar no existe, al menos aquí, hay que tener otras cosas en cuenta. El carro será más rápido, por ejemplo, en carretera. Lo será también a las 3:00 a.m. y en general, mientras más largo sea el recorrido, más vale la pena ir en carro.
  • La moto normalmente será más rápida que el carro, pero la prudencia es muy importante. La velocidad de una moto, sumada a su falta de carrocería la hacen ágil pero peligrosa, si no se conduce muy bien.
  • La bici es la opción más lenta de todas en teoría. La verdad es que si haces recorridos de más de 30 km al día y quieres ir en bici, más vale que te prepares. Por otro lado para recorridos cortos (de 10 o menos km) en ciudades muy densas, ésta muchas veces será una opción interesante.

 

Medio Ambiente

  • El carro aquí es campeón, pero campeón de la contaminación. No importa que tengas las tecnomecánica al día. El mundo se está poniendo caliente, así que no está demás conseguir una forma amigable de moverte y darle unos añitos al planeta, y de paso a Amparo Grisales.
  • La moto de dos tiempos es una chimenea ambulante, la de 4 igual contamina, aunque eso sí, en menor medida que un carro.
  • La bici gana aquí. Claro que se necesita energía para hacer los tubos y se gasta caucho en las llantas, pero  es el transporte más sostenible que vas a encontrar, salvo que tengas una piragua y vivas frente a una laguna.

 

Comodidad

  • No hay sillín de moto ni bici que se compare en lo absoluto con la cómoda silla de un carro. Si a eso, le sumas el calor, el privilegio de escoger siempre la emisora, la tranquilidad de no tener que reirte de los chistes del taxista, pues queda campeón el carrito.
  • Moto. Pregúntale a un motero por su espalda. Pregúntale si no se le ha puesto resbalosa la calle y las líneas de pintura sobre la vía cuando llueve. Luego míralos caminar por todas partes con el casco pegado al codo. Fin del ítem.
  • Bici. Igual que la moto pero incluso puede ser peor. Si nunca haces ningún deporte, al comienzo de tus días de ciclista te va a doler todo, pero precisamente esa puede ser una razón para usarla. Eso sí, con la lluvia es la peor opción de todas: ni rinde, ni hay posibilidad de mantenerte sec@.sad

 

Parqueo

  • Parquear el carro es primero una razón de dónde y después de cuánto y ambas respuestas pueden ser bastante desesperanzadoras. Si vas a usar carro mejor que tanto en tu casa como en tu trabajo o estudio tengas garantizado un lugar para dejarlo, sino vas a tener mucho trabajo de cuenta de tu vehículo.
  • Los parqueaderos de motos suelen estar en los peores lugares de los edificios y centros comerciales, pero no suelen llenarse ni ser muy caros. Además al Tránsito le encanta llevarse motos a los patios, así que atento y a cumplir las normas.
  • Parquear la cicla es fácil. Sólo necesitas un buen árbol, reja o poste y una cadena fuerte. Lo de fuerte es importante, porque las bicis se las roban y mucho.

 

Hay un factor que va más allá de las ventajas y las cosas hartas, y es de los gustos y el parche que te rodea. ¿Qué te gusta más? ¿Te sientes más cómodo en una bici, contra el viento y manteniéndote en forma o en el confort de un carro? Tu gusto es fundamental. Finalmente, a los pros se les puede sacar provecho y las ventajas se pueden minimizar, con un poco de previsión.

El último factor, y probablemente el más decisivo es que cualquiera que sea la opción que escojas, puedas pagarla. Mejor Transmilenio y tranquilidad, que una culebra último modelo.

Compártelo en: