5 consejos para quien quiere estudiar online

A todos nos ha picado alguna vez el bicho de estudiar online. Los costos son más baratos (por lo general), hay menos gastos de transporte y existen menos posibilidades de que el profesor te agarre entre ojos.

Pero no todo es color de rosa cuando el computador es tu salón de clase. Hay quienes se quedan a mitad de sus estudios. Hay quienes se dejan colgar. Hay quienes se aburren. Por eso y para que puedas terminar con éxito tus estudios virtuales. Te dejamos unos tips para estudiar a distancia, sacándole todo el jugo al asunto y sin naufragar en el intento.

 

  1. Navega bien por la plataforma.

Cada escuela virtual cuenta con una plataforma desde la que se aprenden los contenidos del curso o estudio. Algunas, de hecho, son muy avanzadas. En el mundo virtual, muchas veces ocurre que un profesor pide entregar el trabajo de cierta manera específica: por ejemplo, que lo suban como un video. O que lo cuelguen en una sección de la plataforma. Y si no sabes manejarla, el tema se te convertirá en un lío que al final, afectará tus notas.

Para que no sufras al momento de una entrega o de una asesoría, preguntando cómo se hace esto o aquello, lo mejor es que al principio de tus estudios, le pegues una repasada a todas las herramientas que tu academia o universidad virtual te ofrece. Es cuestión de sacarle un par de horas al asunto y de paso, instalar todos los plugins, complementos o programas que el curso te exige.

 

2. Sé tu propia campana de clase

Lo bueno de la educación virtual es que vas a tu propio ritmo. Lo malo, es que ese ritmo a veces no es el mejor. Busca un horario fijo para estudiar y trata de no romperlo por nada. Muchos estudios virtuales terminan en el olvido porque, al pensar en un horario flexible, aplazamos las tareas, los foros, las lecturas, etc. Cuando te das cuenta, los pendientes son tan largos que da pereza retomar. Métele horario al estudio y sé tu propia campana de clase.

 

3. Aprovecha bien los espacios de socialización

Gran parte del recorrido que haces cuando estudias de manera virtual, lo haces por tu cuenta. En ese camino puede que te asalten miles de preguntas (alto ahí, dame todo el tiempo que tienes, dice la pregunta). Por eso es importante que utilices siempre las sesiones de chat virtual, foros, asesorías con tu tutor y demás. Recuerda que no tendrás un profesor al lado en cada clase. Solo unas horitas a la semana. Entonces exprime a tu tutor. Sécalo. Haz que justifique su sueldo respondiendo a tus preguntas.

 

4. Vuélvete fuerte en lo que más te gusta

Aún estudiando eso que tanto nos gusta, es muy posible encontrarnos con temitas que son aburridísimos. En una clase común y corriente, esos temas pueden llevar tres o cuatro clases, mientras que el tema que te gusta es abordado en media hora. Aprovecha el mundo virtual y estudia hasta el nivel más profundo esas ramas de tu carrera que realmente te apasionan y te mueven a camellar. Esa es la ventaja de estudiar a tu ritmo.

 

5. Desconéctate para conectarte

Desde el computador es muy fácil perder la concentración y dejarte llevar por el stalkeo, el chat, las fotos de el o la que te gusta, un mail de trabajo o el meme más chistoso de la semana. Trata de desconectarte lo más que puedas de redes, chats y otras obligaciones mientras estudias. Te va a rendir más y luego, cuando termines, tendrás algo bueno para contar en FB, Linkedin o, de golpe, Tinder.

Si ves que te gana la voluntad (¡¡¡Oh mira, una notificación en Instragram!!!) puedes valerte de servicios como Freedom, Leechblock  para quienes usan Mozilla o Self Control para quienes usan iMac (https://visitsteve.com/made/selfcontrol/) , que restringirán el tiempo que pasas en ciertos portales en los que pierdes tiempo.

Eso sí, que nadie te restrinja de Metidas De Plata. Nosotros somos los hackers de tu corazón financiero.  

 

Haz una prueba gratis

Por último, si antes de romper la marrana de tus ahorros, quieres tener una experiencia de estudio digital, te recomendamos tomar cursos gratuitos en portales como Udemy, Khan Academy  o Coursera. Con eso sabes si estudiar online es lo tuyo o si definitivamente necesitas un profesor que te agarre entre ojos para progresar en el ámbito académico.

 

Compártelo en: