Cuatro consejos para amoblar tu casa sin tirarla por la ventana

Tener un espacio lindo, bien decorado y con identidad suele ser una necesidad que nos llega sin avisar. Ese momento en el que por fin nos vamos a vivir solos (o con un roommate) y descubrimos que lo único que nos acompaña es una cama de soltero y un montón de muebles que nos regalan tías, hermanos y primos encartados y que no combinan entre sí.

¿Cómo decorar o hacer de nuestro espacio algo chévere sin que se nos vaya una fortuna en eso? Aquí te tenemos las claves

 

Asesoría

Lo primero que tienes que hacer a la hora de amoblar tu casa es contestar una pregunta con absoluta sinceridad, mirándote al espejo, ojalá con una luz tenue. ¿Qué tan bueno eres para decorar y amoblar? ¿Entiendes la diferencia entre un azul turquesa y un azul rey o defines al mundo solo hablando de colores primarios? Si realmente tienes poco para decir en términos de decoración, lo mejor es que te dejes asesorar por ese amigo o amiga que tiene el talento visual que desde el principio de los tiempos te negaron.

Búscal@ e invítal@ a comer a cambio de una ayuda. Ir a ver cosas para decorar será bueno para quien gusta del tema y por ahí derecho pueden intercambiar uno que otro chisme entre onces y polas.

Por ejemplo, nosotros hicimos eso con Anita Acero, quien trabaja como directora de arte en teatro y video y nos compartió los siguientes tips.

1) ‘Uno nunca sabe lo que quiere hasta que lo ve: por eso, si vas a decorar, no es bueno empezar con la cabeza en blanco: tienes que buscar referencias (por ejemplo en Pinterest) y saber qué quieres. Cuando hayas hecho una preselección de referencias, compáralas entre sí y mira qué cosas que seleccionaste se parecen entre ellas. Entonces compara y toma una decisión. Uno lo tiene claro en el corazón, pero no en la cabeza.

2) Haz una paleta de colores (es decir una lista con los colores que quieres) para tu decoración. Con eso, si vas a comprar pintura no te enredas y ya sabes qué cosas salen con tu futura casa

3) Empieza a ver cómo ubicarías los elementos que buscaste.

4) Hay cosas que no tienen referencia. Cosas personales, recuerdos, etc. Esas cosas son el sello personal de tu decoración. Busca resaltarlos dentro de tu espacio, de una forma bonita.

 

Muebles viejos que son la nueva onda

Como la moda es cíclica, cada cierto tiempo las cosas que parecen viejas se convierten en tendencia otra vez. Para comprarlos puedes ir a una tienda finísima en la que los envejecen… O irte de shopping a las pulgas y ver qué encuentras.

Te dejamos algunos sectores a los que puedes caer en busca de muebles de segunda y demás.

Mercado de las pulgas, en la carrera 7, con 24 en Bogotá, 

El Polo, en Bogotá, en los alrededores de la calle 80 con 24

El Callejón de los muebles usados, en la Calle 9 con Carrera 43, en Medellín 

También hay lugares como La Súper Bodega del Mueble, en Bogotá, donde encuentras muebles sin pintar que tú mism@ puedes personalizar después, con tus colores preferidos. El lugar queda en la Cra 51 # 76 – 11, en Bogotá. 

 

Cosas lindas y recicladas

¿Qué te parece la idea de hacer lámparas para tu espacio hechas a partir de botellas? Si te gusta la idea, mira este link. 

Ahora, tal vez prefieras usar elementos como estibas para darle a tu espacio un toque más artesanal. Mira cómo usarlas aquí

También puedes usar latas y redecorarlas como portalápices o macetas para plantas. Tú mismo puedes redefinir para qué sirven las cosas que vas consiguiendo. Aquí te contamos cómo: https://www.youtube.com/watch?v=2-9F9RgwYfY&t=54s

 

Porque la imagen lo es todo

Una parte fundamental de tu decoración son las imágenes que harán parte del espacio que quieres renovar. Al principio no suele haber plata para una gran obra de un buen artista, pero te dejamos este link con imágenes de libre descarga, que puedes imprimir. 

Ya sabemos. Probablemente estás pensando que taladrar es un lío, y más cuando vives en arriendo. Pero también tenemos solución para eso. Busca en tu ferretería favorita (o en un Homecenter), cinta Command para tus retablos: Esta cinta se adhiere a tu pared y soporta entre 3 y 5 kilos de peso. Al retirarla no deja huella. ¿Quién necesita puntillas o chazos? ¡Con esta cinta, nadie!

Con estos tips, esperamos que la decorada de tu casa sea un poco más fácil y sobretodo, más fácil de pagar.

 

Compártelo en: