Quiero irme a vivir a otra ciudad: tips para lograrlo

 

No importa  tu edad, tu profesión o qué tan acomodad@ estés en el lugar en el que vives. En cualquier momento te puede llegar el arrebato o puedes tomar la decisión de darle un vuelco a tu vida e irte a vivir a otra ciudad. No es fácil, pero tampoco imposible, sí, sí, dejar lo que conoces, a tu familia, tus amigos, tu rutina… pero no todo es malo, no te alarmes, vas a conocer cosas y personas nuevas y de seguro geniales, que te van a hacer disfrutar tu nueva vida. 

Por eso aquí te dejamos algunos consejos que pueden ayudarte a que la cosa sea mucho más fácil:  

 

Ten al menos un lugar a donde llegar: así sea que llegues por unos meses a la casa de un amigo de un amigo tuyo o donde la prima lejana de tus papás, será mucho más fácil llegar donde alguien conocido que te ubique un poquito y a quien puedas preguntarle sobre una dirección, la ubicación de los supermercados, restaurantes o las rutas de buses que puedan servirte, mientras coges un poco de confianza a esa ciudad. Ya después puedes empezar a buscar un lugar donde puedas mudarte.

 

Preferiblemente llega con trabajo: es mucho mejor llegar a una nueva ciudad con un ingreso mensual fijo, que llegar a buscar trabajo, no quiere decir que no puedas conseguir el empleo que siempre has querido, solo que será un poco más difícil que vivas sol@ y de tus ahorros. Pero si llegas a buscar camello, es importante que te cranees una hoja de vida ganadora que te dé el empujoncito que necesitas. 

 

Ve comprando de a poquitos lo que necesites para tu casa: puede ser que hayas llegado solamente con tu maleta y tu ropa, y cosas como una cama, un televisor, nevera, lavadora, etc., los vayas necesitando con el tiempo, pero tranqui, de a poquitos se pueden ir consiguiendo, con una meta de ahorro en Nequi puedes empezar a planear mucho mejor cuándo puedes comprarlos. 

 

Vive con roommates: te ayuda a reducir gastos, sin exagerar, se reducirían a la mitad de lo que pagarías si vivieras sol@. Además, la compañía de una persona puede hacerte bien, de vez en cuando necesitamos hablar con alguien o sentir que alguien espera que llegues a casa, así sea solo para poder echarle seguro a la puerta. Puedes encontrar tus roomates en plataformas como CompartoApto o Rumis, también puedes buscar en grupos de Facebook o recibir recomendaciones de tus amigos, podrás ver opciones, visitar apartamentos y conocer a tus posibles roommates, podrás ver varias opciones antes de decidir en dónde te irás a vivir. 

 

Ten la mente abierta a culturas, palabras y comidas nuevas: vas a llegar a lugares nuevos, con costumbres, palabras, comidas y personas muy diferentes a lo que estás acostumbrado ver, tratar y entender, por eso es muyy importante que no te cierres a aprender, conocer, probar y hasta decir cosas que ni siquiera imaginabas que podrían pasar. Relájate, nunca vas a dejar de ser quien eres, lo que traías contigo va a permanecer, eso sí, si te ayudan a ser mejor. 

 

Estos son algunos consejos que podemos darte para que te vaya mucho mejor con el hecho de mudarte de ciudad. Todo siempre trae sus cosas buenas, clarooo, extrañaras muchas cosas de tu ciudad natal, pero esta será una nueva experiencia y la idea es que te la goces de principio a fin, buenooo, si es que tiene fin, puedes terminar enamorad@ de este nuevo lugar y quizá no quieras irte más de allí. 

 

Compártelo en: