Alquila tu apartamento por días

Últimamente es muy común ver amigos que se animan a alquilar alguna habitación en sus apartamentos o casas a personas que las alquilan en AirBnB o Booking. Y es que a muchos viajeros que vienen de paso a nuestras ciudades les parece mejor plan quedarse en un lugar más parecido a un hogar, que en un hotel.

 Toda esta nueva tendencia de hospedajes en casa ha creado un nuevo tipo de negocio. Y si tú estás viendo esta entrada es porque la idea… ¡te suena!

 ¿Qué tips deberías tener en cuenta si te animas a esto de abrir una habitación/rincón/partecita de tu espacio para rentarla a viajeros y darte un empujoncito financiero? Aquí te contamos unos.

 

Examen de conciencia: 

Lo primero que deberías hacer antes de rentar una habitación a través de plataformas para viajeros es preguntarte: ¿Si ese no fuera tu espacio, si fueras tú el o la huésped, te quedarías ahí? Si la respuesta es no, tienes que trabajar en poner más lindo tu lugar. Aquí te dejamos unos tips que baratos que te pueden funcionar: https://metidasdeplata.nequi.com.co/2018/11/29/cuatro-consejos-para-amoblar-tu-casa-sin-tirarla-por-la-ventana/

 Ahora, si la respuesta es sí, investiga un poco más para tratar de establecer el valor de tu habitación. Estas son algunas cosas que deberías tener en cuenta para saber cuánto puedes cobrar por tu lugar:

  •  Mira cómo se cobran otros espacios que estén en una ubicación similar a la tuya.
  • Busca lugares importantes que existan cerca de tu lugar (centros empresariales, universidades, lugares turísticos). Esto te ayudará a crear un perfil de las personas que buscarán tu lugar para hospedarse.
  • Busca rutas de transporte hacia lugares turísticos y empresariales importantes de la ciudad.

 

Precio

Con todos esos datos puedes hacerte a una idea de cuánto puedes cobrar por tu habitación. Eso sí, te dejamos dos tips que nos dieron amig@s que rentan sus espacios con frecuencia.

  •  Alquílalo barato las primeras veces para poder tener buenos comentarios en las plataformas de renta. Con buena reputación, tendrás más visitantes y luego le puedes ir subiendo de a pocos al precio (o no).
  • Antes de empezar a ofrecer tu espacio tienes que saber que recibirás aplicaciones de muchos perfiles. Y no todos ellos serán de tu gusto. Así que trata de no hacer de este ingreso algo con lo que cuentas de manera obligatoria. Úsalo más como un extra para que así puedes recibir a los huéspedes con reseñas positivas (a los huéspedes también se les califica).

 

¡A vender!

Una vez establecido el precio, crea un buen perfil de tu espacio con la info completa y buenas fotos. Cuenta detalladamente las cosas más chéveres de tu zona y las opciones de transporte. Entre más info tengas, mejor.

 

Una vez tengas huéspedes

Cuando tengas tus primeros huéspedes es importante buscar una buena comunicación con los mismos. Es importante que ellos tengan tu contacto y también, que conozcan las reglas y la info de tu lugar. De nuevo, te dejamos algunos tips de gente que ya ha rentado espacios.

  • Una vez llegue tu huésped, busca que todo esté perfecto y limpio, como a ti te gustaría encontrarlo.
  • Ten un detalle de coquetería: un bowl de frutas. Café free durante su estadía. Ten detalles que enamoren a tu huésped de ese lugar que estás rentando.
  • Sé amable. Sé amigable. La buena onda es un valor agregado vital.
  • Se buena onda… pero no vayas muy lejos. Deja a tu huésped ser. Si se da una buena amistad, genial, pero si no, mejor no forzar nada.
  • Está bueno que todo esté claro desde el principio. Pero no pongas tannntas reglas porque puedes aburrir a la gente.

Esperamos que con estos datos puedas tener un ingreso extra, rentando tu espacio a viajeros que te prefieren a ti que a un hotel. ¡Buena suerte con tu nuevo emprendimiento!

 

Compártelo en: