Cinco emprendimientos que son ejemplo de innovación

Innovar es una palabra mítica. La escuchamos en cada charla, reunión, fiesta, congreso o clase de la u que tenga que ver con emprendimiento. En lugares como estos nos dicen que innovar es encontrar soluciones simples, efectivas y novedosas a los problemas de nuestro negocio. El problema, muchas veces es ¿Cómo aterrizar ese concepto a mi trabajo o a mi emprendimiento?

Una manera de encontrar caminos de innovación es ver ejemplos de otras empresas. Así que, aquí te traemos cinco historias con la esperanza de que un día la tuya pueda ser la sexta.

 

  • Amazon, o cómo romper los miedos

Amazon comenzó como una librería en línea, en tiempos en los que el internet acababa de llegar a Estados Unidos y amenazaba con acabar con el libro impreso. Por aquel entonces, los otros libreros lo veían con escepticismo. Y tenían algo de razón (no nos digamos mentiras: si Jeff Bezos hubiera sido tu amigo por esos días, lo más probable es que tú le habrías aconsejado cerrar esa empresa destinada a quebrar).

 Pero Bezos tenía un plan más allá de vender libros. Un plan que trascendía el miedo que todo el gremio sentía hacia el internet) Él entendió que podía usar la data de sus compradores (específicamente del sector del país interesado en libros y cultura), para más adelante, venderle otros productos en línea.

 Bezos entendió algo que por aquel entonces pocas personas entendían con claridad: que la información de tu cliente podía ser usada para generar más ventas. A veces tenemos que sacar el Bezos que llevamos dentro y utilizar el miedo como motor para cambiar la situación a nuestro favor.

 

  • Voice Bunny, o el arte de experimentar

 Dirás que todas nuestras historias han sido escritas en países industrizalidos. Pues no. También hemos traído a este blog historias de Colombia. Esta empezó, de hecho, en Villa Granada, el barrio bogotano.

 Alex Torrenegra es el dueño de Voice Bunny, una plataforma de locución con 28mil locutores en más de 50 idiomas. Todo un referente en el mundo de las locuciones. La empresa fue creada en Estados Unidos, pero su dueño nació en Bogotá, al occidente de Bogotá. Para comprar su primer computador, en los 90’s, Torrenegra creó una empresa que digitalizaba trabajos de grado universitarios (eran los 90 y pocas personas tenían un computador). Luego, creó casi de la nada una empresa de mantenimiento de software. Finalmente se fue a Estados Unidos a conocer el mundo del internet.

En USA conoció a su pareja Tania Zapata, quien era locutora. En esa época, cuando alguien quería contratar un locutor publicitario, tenía que llamar a una productora. Esa productora buscaba agentes de talento y esos agentes presentaban locutores. Para todos había una comisión. Haciendo la historia corta, Alex y Tania utilizaron internet para crear una plataforma en la que miles de locutores pudieran tener sus bancos de voces y los interesados pudieran escucharlos sin tanto intermediario. La plataforma hoy en día es un referente internacional.

¿Qué hubiera pasado si Alex se hubiera quedado haciendo reparación y asesoría tecnológica? ¿O si Tania hubiera seguido buscando trabajo en espacios radiales convencionales? Si algo hizo excepcional a esta historia es la capacidad de estos dos para experimentar.

 

  • Canva, o cómo convertir un vacío en una solución

En tiempos de redes sociales, post y marketing digital, un problema se hizo latente: Cada día más personas necesitaban hacer post, infografías y contenidos con componentes gráficos para sus emprendimientos más pequeños. Al mismo tiempo, Melanie Perkins desarrollaba una plataforma para diseño de anuarios académicos. Un día, quien sería su socio, Cameron Adams, le propuso a Perkins cambiar de público. Ofrecer esos servicios de diseño en la red, para quien necesitara hacer todo tipo de publicaciones digitales. El resultado fue una locura. Canva tiene más de 10 millones de usuarios. ¡Eso es saber llenar un vació en el mercado con una solución bien hecha!

 

  • Selina, a la medida de sus usuarios

Cada día hay más personas que se dedican a viajar mientras trabajan desde sus computadores. Estos viajeros necesitan un lugar para hospedarse a un precio cómodo. No es solo un hostal o un hotel. El lugar ideal para muchos viajeros debe tener buen internet, un lugar para parchar y trabajar y, una agenda cultural propia, y si es posible, algunos planes para conocer las ciudades que visitan.

Hace algunos años, ese lugar ideal, que es una mezcla de coworking con hostal, con un rango muy amplio  flexible de precios era casi imposible de encontrar en Latinoamérica. Todo cambió un día, cuando dos viajeros se dieron a la tarea de construir este lugar a la medida de sus necesidades. Basados en sus propios viajes, se inventaron Selina, un lugar que reúne todas estas características de las que hemos hablado.  Selina es un concepto que reta a la hotelería convencional gracias a una simple idea: la de estar alineado con las necesidades de un público específico.

 

  • Nequi, la plata es tu amiga

Ejem, llega el momento de decir eso en lo que creemos que Nequi ha sido innovador. No con el ánimo de poner la app en una lista de innovación, sino con el de compartir experiencias con nuestr@s amig@s emprendedores.

En Colombia, las anteriores generaciones se habían acostumbrado a que hablar de plata era complicado, difícil, léase enredadito. Cuando te relacionabas con un banco tenías que entender un montón de términos como intereses, consignación, retiros, transacciones. Y ni hablar de las filas o de las horas eternas los sábados por la mañana, haciendo vueltas de banco.

Nequi llegó con una idea era hacerle la vida más fácil a sus usuarios. Enseñarles que la plata es una aliada y no una enemiga de sus sueños. Parece un detalle mínimo, pero cuando se creó la app la prioridad era que esta hablara como los usuarios y no al revés. Para extender esa conversación sobre la plata y para mostrar que hablar de plata no era aburrido, creamos este blog.

El resultado son ustedes, nuestr@s amig@s que manejan la plata a su ritmo y desde el cel.  

 

Compártelo en: