¿En qué gastarme la prima?

Hay que ser justos con la prima: le llega a los empleados justo 24 horas antes de que empiece el momento con más gastos y fiestas del año: las festividades de diciembre. Y en ese contexto es difícil gastársela o invertirla de una forma racional, porque a esa altura del año, todos traemos el cansancio por tanto trabajo, además de hambre de natilla y sed de buñuelo.

Pero es importante tener en cuenta que la prima nos puede servir para mucho más que para las novenas de navidad o las fiestas de fin de año. Una prima puede ser la semilla para empezar un ahorro o un negocio: un empujón para vivir más tranquilos el resto del año. La prima es un aliado y aquí hay algunos caminos y recomendaciones para invertirla bien:

 

  • Invierte

Si llegaste a diciembre con pocas culebras y tienes claro tus gastos del mes, lo que deberías hacer con tu prima es invertirla apenas te llega (para que no se vaya en microgastos).

Una manera de invertir es hacerlo en un pequeño negocio o actividad freelance alterna que tengas. ¿Qué necesitas en esos negocios que tienes además del trabajo? Tal vez equipos nuevos, o mejor infraestructura o incluso, un mejor espacio para desarrollar mejor tu segundo trabajo. Invertir es poner a trabajar la plata, en lugar de trabajar para ella.

Ahora, si no tienes claro en qué invertir, pero quieres darle una rentabilidad a esa plata, puedes abrir un CDT o poner tu plata en un fondo de inversión.

 

  • Formación

Otra forma de invertir tu plata es formarte en algo que te pueda traer más plata en el futuro. Por ejemplo, en una certificación de un área específica de tu trabajo. O en un curso de actualización. O incluso, aprendiendo un segundo idioma. Entre más calificado estés, más chance tienes de abrir nuevas puertas en el trabajo y los negocios. Hacer pequeñas inversiones educativas es tu maletín al futuro.

 

  • Salir de deudas, pero solo esta vez

Ahora, si estás muy enculebrad@, si gastaste mucho este semestre porque tuviste imprevistos, tal vez lo mejor que puedas hacer con tu prima es salir de esas culebras, pagar y quedar en paz con el mundo. Pero recuerda: si cada año le dedicas tu prima a salir de deudas que se generaron por gastar más de lo que ganas, es muy difícil que puedas encontrar fondos para invertir y progresar con tu plata. Paga esta vez y haz el propósito de abrocharte el cinturón el próximo año.

 

  • Pequeño premio

Aunque vayas a invertir tu plata en educación, en un negocio o en pagar una deuda, trata de sacar 20% de tu prima para comprarte algo que quieras. El propósito de esto es premiarte por haber llegado en pie de lucha a final de año. A veces, entre tanto propósito de ahorro se nos olvida que la vida es ahora y no dejamos nada para motivarnos/premiarnos/darnos moral. Y la moral lo es todo a la hora de camellar y sacar proyectos adelante.

 

  • No gastes sin propósito

Si has decidido que te vas a gastar la prima en fiesta, que sea una decisión consciente. Lo mismo si has decidido invertirla. Pero lo peor que le puede pasar a una prima o a un sueldo es que se vuelva plata de bolsillo, que se gaste en cosas de las que no tienes control (micro gastos, sobrecostos de diciembre, etc.) y se vaya sin que tengamos control de ella.

 

**

Que estos tips te ayuden a invertir tu prima de la mejor manera posible. ¿Yo a qué hora me gasté esa prima? Es una pregunta que no deberíamos hacer. Finalmente nosotros trabajamos para conseguirla. Démosle un propósito a esa plata y hagamos que todo valga la pena.

Compártelo en: