Mochiler@: tus infaltables a la hora de empacar

Si estás leyendo esto quiere decir que estás planeando tu aventura mochilera: un viaje distinto a los demás, en el que te vas por un buen tiempo a caminar y explorar nuevos lugares con tu vida metida en una mochila… 

Y si estás aquí es que llegó el momento en el que te preguntas: ¿cómo empaco todo lo que necesito en ese caparazón?

Si es así… ¡Llegaste donde era! Acá además de encontrar una lista de infaltables a la hora de llenar tu mochila, conocerás los mantras para empacar a lo Marie Kondo*.

*Marie Kondo: dícese de la gurú japonesa del minimalismo y el orden. Sigue leyendo y te enseñamos cómo aplicar su método en tu empacada.

 

¿Qué tienes que llevar sí o sí?

Todo depende… lo que es infaltable para ti puede ser inservible para otros, pero aquí te dejamos una lista con lo más básico separado por categorías, para que sea más fácil de chequear. 

Úsala como Nequi: ¡como quieras! Chulea lo que necesitas, sin ataduras 😉

Puedes descargar aquí la lista para imprimirla o guardarla y tenerla a la mano al empacar.

 

Ya tienes tus cosas, ahora… ¿en qué orden empacarlas?

La respuesta es otra pregunta: ¿qué tan seguido vas a utilizarlas? De eso depende dónde vas a poner qué. Así que vamos por partes:

  1. En el fondo deberías empacar tus zapatos. Si llevas varios pares, pónte los más pesados y ahorra más espacio, metiendo medias o cositas dentro de los zapatos que van en la mochila. 
  2. En el medio se pone lo más pesado, porque allí está el centro de gravedad. Así la mochila se pega más a tu cuerpo y es más cómodo llevarla. 
  3. En la parte de arriba va lo que necesitas tener a la mano, como refrigerios rápidos. Si tienes hambre, los sacas de una sin desempacar toooooda tu mochila. 
  4. En los lados, algunos mochileros meten lo que usan más seguido, como su cámara fotográfica. Otros meten ropa flexible, como cortavientos, para llenar huequitos fácilmente. 

¡Ah! Y aunque suene raro: escucha a tu maleta, conócela… Tiene espacios diseñados especialmente para el agua, los documentos, etc. Están ahí por una razón. ¡Úsalos!

 

Menos siempre es más

A veces confundimos lo que queremos con lo que necesitamos… Pasa en la vida, pasa en las películas y pasa empacando. ¿Cómo curarte? Recuerda que todo lo que elijas llevar contigo es un peso que tendrás que cargar… Y sí, aplica para los sentimientos y las cosas: viajar ligero siempre es mejor.

Aquí es donde nuestra amiga minimalista Marie Kondo viene a ayudarnos con una frase: “Uno de los efectos mágicos de la organización es la confianza en tu capacidad de tomar decisiones”.

Así que confía en tu instinto a la hora de empacar, te conoces y sabes cuáles son tus infaltables 😉 Y si el sexto sentido viajero falla, ten en cuenta:

 

De cómo elegir tu mochila y otros tips 

  • Elige una mochila diseñada para tu tipo de cuerpo. Si eres mujer u hombre, el diseño de la mochila se debe ajustar a ti, no al revés.
  • ¿Cuánto dura tu viaje?, ¿a qué tipo de clima viajas?, ¿vas a hacer alguna actividad especial? Todo esto influenciará tu empacada. 
  • Piensa fuera de lo normal: reutiliza ropa, mira la posibilidad de lavarla en el lugar donde te vas a quedar.
  • También puedes donar tu ropa mientras viajas, así abres espacio si compras algo en tu viaje.

 

Y por último no olvides… 

¡Llevar tu propio ritmo! Que te acompañe a donde vayas, porque dos viajeros pueden ir al mismo sitio, pero no toman el mismo camino y cada uno empaca algo distinto en su mochila.

Así pasa con Nequi: cada quién lo usa como quiera. 🙂

Con Quita y pon esto es aún más cierto, porque ya puedes elegir los productos que verás en tu Inicio, de primeritos porque son tus favoritos, los que más usas. 

¿Cómo?

  1. Presiona unos segundos lo que vas a mover.
  2. Elige por cuál opción lo quieres cambiar.
  3. Acepta y ¡listo!

Ahora sí… ¡Toma lo que necesites y a empacar que nos vamos!

 

Compártelo en: