5 cosas que la cuarentena nos enseñó sobre el teletrabajo

Ahora que llevamos varios días de trabajo en casa, que cambiamos salas de reuniones por chats y que poco a poco nos acostumbramos a una nueva rutina sin oficina… Hemos aprendido varias lecciones sobre nuestro trabajo. 

Para casi todos estos descubrimientos, hay una herramienta tecnológica que los hizo posible. Conócelos aquí:

 

  • Se extrañan los pequeños rituales de oficina 

Llegar a tu puesto, guardar tu lonchera, ir por un café con tu amig@, correr a la reu de equipo, un dulce después del almuerzo… todos esos momentos son los que más hacen falta. 

¿La buena noticia? Con algo de creatividad y mucha ayuda de la tecnología puedes reinventarlos. ¿Qué tal si invitas a ese compa del trabajo a un café virtual por Teams o Hangouts? Ambas herramientas te sirven para armar reuniones entre dos o más personas y compartir un rato.

 

  • Muchas reuniones pueden ser un correo 

Todos conocemos a esa persona que cita reuniones para todo y si no la conoces, tenemos noticias: puedes ser tú… pero tranqui, aunque todavía no hay cura para el COVID-19, la ‘reunionitis aguda’ sí se cura con un buen uso del correo electrónico. No es una teoría o un tratamiento experimental, el teletrabajo lo confirmó.

Para manejar tu correo como un pro y hasta hacerlo en equipo, te recomendamos Spark. Este gestor de correo te hará amar tu bandeja de entrada y decirle adiós a las ‘reus innecesarias’.

 

  • Si los pantalones no son necesarios, menos las horas nalga

Si en estos días sigues dándolo todo, aunque la etiqueta para trabajar sea pijama casual, queda demostrado que no se trata de la pinta y menos de calentar puesto (hora nalga): lo que importa es lo que haces y estar cómod@, porque así lo haces mil veces mejor.

Mantén tus tareas al día con herramientas como Trello, Monday o Idonethis, para que des por hecho las cosas importantes de tu jornada laboral. ¿Ponerse jean? No está en la lista.

 

  • Una pausa activa hace maravillas (aunque sea para lavar platos)

Ahora que suspiramos en casa por las sillas ergonómicas de la oficina, descubrimos que era verdad lo que decían en las jornadas de salud o en las recomendaciones de redes sociales: pararse cada cierto tiempo del puesto y estirarse es bendito. Así sea una pausa activa para organizar la cocina… ¡mueve el esqueleto y se moverá la mente! 

Alejarse un poco del compu le suma a tu productividad, no al contrario. Y si necesitas una ayuda extra, usa Pomodoro Timer, divertida herramienta basada en una técnica desarrollada en 1980 para gestionar tus tiempos y descansos.

 

  • La tecnología lo puede todo

Estos días de trabajo y estudio a distancia lo han dejado claro… ¡hay una app para todo! Comparte archivos pesados al instante por WeTransfer, edita documentos en equipo y en tiempo real con Google Drive o crea mapas conceptuales infinitos e interactivos con Miro.

Hasta puedes enviar plata, pagar y recibir sin salir de casa. Con Nequi… ¡Obvio bobis!  😉

¿Qué enseñanza te ha dejado el teletrabajo? Seguimos hablando del tema en la Comunidad Nequi y nos encantaría escuchar tu experiencia 🙂 Cuéntanos aquí.

Compártelo en: