Tips para estirar el sueldo

¿Los primeros cinco días de cada mes te sientes como Tony Stark y los últimos cinco como la zombie de la bici en The Walking Dead?

 

Twd GIF by The Walking Dead - Find & Share on GIPHY

 

Si la respuesta a esta pregunta es sí, es hora de crear una estrategia para estirar tu sueldo. En esta entrada te diremos cómo hacerlo. Acompáñanos a leer esta historia sobre la reinvención de las finanzas personales en tiempos del confinamiento. 

 

¿Estirar cuánto?

Lo primero que tienes que hacer es parar: cerrar las apps, bajarle a la música y sacarle un par de horas a un problema que probablemente te quita el sueño… el de la plata que en este momento no te alcanza.

Las preguntas para hacerte son: 

  1. ¿Cuánto necesitas estirar tu sueldo?
    Está claro que no te alcanza y que tienes que sacar un préstamo o pedir prestado (o fiado). Pero lo primero que tenemos que hacer es saber más o menos en cuánto te estás colgando cada mes. Entender si son cien mil pesos o un millón, es el primer paso para entender hasta dónde debes “estirar” lo que ganas.
  2. ¿Cómo está mi diagnóstico “bolsillezco”?
    Cuando sepas en cuánto estás colgado, es hora de saber de dónde sacarás lo que te falta. Para eso necesitas tener clarísimos tus gastos:
  • ¿Cuánto se te va en gastos básicos como el arriendo y la comida?
  • ¿Cuánto se te va en pagar culebras?
  • ¿Cuánto se te va en deudas?
  • ¿Cuánto en antojitos, dulces, autoregalos que mereces y demás?

Algo importante en este punto: si la suma de lo que pagas en estas cuatro cosas es menos que tu sueldo, es probable que te ataquen los gastos hormiga. Si ese es el caso, tenemos esta entrada para ti. 

¡Listo! Ahora debes ir a crear las estrategias:

 

  1. Adelgaza el presupuesto

Aquí algunas ideas para quitarle peso a nuestros gastos y que nos quede más plata:

  • Tu arriendo, la administración, los servicios, los impuestos… muchas de nuestras obligaciones tienen beneficios y descuentos cuando pagas antes del plazo. Ármate un cronograma con esos pagos y empieza a ahorrarte una platica que te servirá luego. Seguro no será todo lo que necesitas, pero estirar el sueldo es un fino arte: se trata de ver cómo de a poquitos se logra la estabilidad y la oportunidad de rebaja.
  • Hablando de rebajas, ten en cuenta opciones de compra que te presenten descuentos. Merca como lo hacían nuestros papás: busca en cada tienda qué productos son más baratos. No vayas a hacer mercado con hambre, porque el antojo traiciona al corazón y al bolsillo.

    Además, lleva un registro de tu mercado y de cuánto cuesta cada cosa que compras. Con eso en mente, ponle un límite a lo que te gastarás al mercar. Generalmente, en el mercado, lo más saludable también es lo más barato. Si compras vegetales y alimentos no procesados cuidas el bolsillo y tu salud en un solo pago.
  • Si puedes, busca la manera de compartir suscripciones a servicios de streaming de video y audio. Aquí te dejamos unos tips para lograrlo. Revisa entre tus suscripciones aquellas que no necesitas o usas. Reemplázalas por servicios gratuitos. 

 

  1. Elige a tus guardianes

 Busca entre tu parche de amigos y familia a esas personas que son muy buenas manejando la plata. Si tienes la confianza, compárteles tus cuentas y tus deseos de hacer que te rinda más. Ellos te pueden ayudar a llevar el control de lo que gastas y te pueden dar tips de cómo ahorrar en tu día a día. Uno termina aprendiendo de la gente con la que parcha. Rodéate de gente que utilice la plata como aliada y no como enemiga.

 

  1. Párale bolas a las deudas

Puede que estés leyendo esta entrada y pensando: yo, con todas esas deudas que tengo, no puedo darme el lujo de recortar nada más. Si ese es el caso, lo primero que tienes que hacer es armarte una bola de nieve para pagar tus culebritas tan pronto como sea posible. Sí, es cierto, puede que esto de empezar a pagar varias deudas acumuladas no te ayude este mes, ni el mes que viene: pero sin duda será un empujón para que tu yo de futuro pueda aprovechar su sueldo completo y no entregárselo a las obligaciones. Te dejamos esta entrada para eso de bajar las deudas. Empieza a construir ese futuro mejor hoy.

 

  1. Date recompensas

 Los expertos en manejo de la plata suelen decir mucho por estos días que revisemos los gastos que no sean básicos, que evitemos comprar lo que no necesitamos. Pero lo cierto es que a veces necesitamos recompensas, así sea pequeñas, por nuestros actos. Ponte una meta. Establece un porcentaje de tu sueldo que quieres estirar y si lo logras, regálate algo pequeño con una parte de lo ahorrado (no con todo, porque entonces no te servirá de nada). Pon esas recompensas pequeñas en tu presupuesto y crea un escenario en el que la motivación te ayude a manejar mejor la plata.

 

  1. Si estirando no alcanza, es hora de freelancear

Si haciendo cuentas y esfuerzos conscientes te das cuenta de que la estirada del sueldo no te da para cumplir todas tus necesidades, es hora de buscar nuevos ingresos. Te dejamos una entrada para que consigas freelos aquí

Pero ojo: recuerda que cada camello nuevo que haces es un intercambio que das a cambio de tiempo de tu vida. Si vives con plata a favor, pero con el tiempo en contra, entonces es hora de adelgazar también el presupuesto de horas de vida que cambias por dinero.

 

 

 

Compártelo en: