El fino arte de tener las facturas al día

Nada nos inaugura mejor en la vida adulta que una factura de luz, de agua o de Internet que pasa por debajo de la rendija de nuestras puertas (o por la de nuestros correos electrónicos), con una fecha de vencimiento.

La recibes y entiendes el porqué tu papá vivía obsesionado con que cerraras bien la nevera, o las razones de tu mamá para insistir que apagaras las luces que no usabas.

La primera factura de la luz que recibes es una iniciación a la vida adulta 😉

El problema no es esa primera factura que pagas al instante y casi con orgullo. El problema es cuando empiezan a llegar una tras de otra, se acumulan y olvidas las fechas en las que tenías que pagarlas. Y sobre todo, el verdadero problema es cuando, por no llevar el control de lo que pagas, un día la luz se va de un momento a otro. 

¿Cómo hacer para controlar tus facturas ? Aquí tenemos unos tips:

 

  1. Presupuesta

Las facturas no crecen como las plantas, por generación espontánea, sino que llegan a tu casa con un periodo cíclico que cambia según cada ciudad. Hay lugares como Medellín, en los que los servicios se cobran en una sola factura. En otras ciudades, servicios como la luz, el gas y el Internet llegan cada mes, mientras que el agua golpea tu puerta cada dos meses para que la pagues. Lo importante es que puedas llevar la cuenta de cada cuánto llegan tus facturas y más o menos cuánta plata necesitas para pagarlos. 

 

  1. Bolsillea

Como casi nunca las fechas en las que te pagan el sueldo o tus trabajos independientes coinciden con las fechas en las que tienes que pagar tus facturas, es importante que cuando tengas presupuestado lo que tienes que pagar, crees un Bolsillo en Nequi y organices ahí la plata. ¿Para qué? ¡Sencillo! Para no gastártela en chocorramos, taxis, domicilios, pola… tentaciones que se convierten en gastos hormiga. Esa plata hace parte de tus gastos básicos y es intocable. 

Ahora, si sientes que necesitas ayuda para contenerte y obtener fuerza de voluntad, no abras un Bolsillo en Nequi, sino un Colchón. Pon de guardián a alguien de confianza que conozcas y que sepas que sea bueno resistiendo tentaciones.

 

  1. Pon alarmas y recordatorios

Las facturas generalmente no tienen las mismas fechas de cierre y de pago sin recargos. Puedes crear alarmas y recordatorios para la semana en las que llegan tus facturas. Así tendrás súper listo tu pago.

 

  1. Paga en el Armario

Para pagar algunas de tus facturas, no tienes que salir de tu casa… Mejor dicho, ni de Nequi 😉 Codensa, EPM, Celsia y Gases del Caribe son algunas de las facturas que puedes pagar desde el Armario de la app.

 

  1. Paga por PSE

Puedes pagar las facturas que no estén en el Armario de Nequi a través de las páginas de las empresas de servicios. Solo tienes que ver el código para el pago que tiene cada factura, ir a la página de la entidad y buscar la opción de pago digital. 

 

  1. Paga menos

Por último: tan importante como pagar a tiempo es que puedas ahorrarte unos pesos en casa, y de paso, ayudar al planeta 🙂 a través de un consumo responsable. Te dejamos una entrada con tips para que ahorres a lo que marca en esta entrada (Link a la primera entrada en alianza con Codensa).

 

Compártelo en: