Conviértete en un ahorrador profesional de energía


Aunque solo veamos el costo y el plazo de pago, nada habla tanto de cómo consumimos en casa, como el recibo de la luz, ese testigo imparcial que nos demuestra cuándo hemos gastado de más y qué tan ahorradores somos. 

Si eres de los que solo mira cuánto tiene que pagar por la luz, porque se aterra al ver cómo aumentó tu gasto de electricidad este año, es hora de parar y hacer algo. Hoy te traemos cinco tips eléctricos que te convertirán en ahorrador profesional de energía.

Nuestr@s amig@s de Codensa nos ayudaron para darte las mejores recomendaciones: 

 

  1. En nevera cerrada no entran desperdicios

La nevera es uno de los electrodomésticos que consumen más energía eléctrica. Se dice que de cada diez mil pesos que gastas en un recibo de luz, tres provienen de la nevera. Obvio, hay que usarla porque saldría más caro no tener una. Pero hay maneras de usarla y que sea más amigable con el bolsillo y el medio ambiente:

  • Mantenla entre dos y seis grados de temperatura.
  • Trata de no ponerle alimentos calientes porque la sobrecargas (como dice el clásico del reguetón: no calientes la comida si no te la vas a comer)
  • No la abras muchas veces seguidas, porque se le sale el frío. No es el Polo Norte de tu casa, es un electrodoméstico que necesita energía para enfriar. 

 

  1. El enchufe no da leche

Hoy más que nunca tenemos muchas cosas que necesitan energía. El cel, la tablet, el computador…. Por lo mismo, hay que evitar que los cargadores de estos accesorios se queden por ahí, chupando corriente porque pueden consumirse entre 5% y 8% de tu factura de la luz. Es decir, de cada diez mil pesos que pagas en tu recibo, 800 pesos son de cargadores que se te quedaron conectados y sin usar. 

Multiplica esos 800 por doce meses y calcula cuántos Chocorramos puedes comprar con esa plata… De paso, aprendes cuál es la mejor manera de cargar tus equipos, también para que te duren más. Una pista: a la mayoría los debes cargar cuando están en un 20% de batería. 

Ahora, si te da pereza la desconectar el cargador, puedes comprar un enchufe inteligente o multitoma, de esos que vienen con un interruptor. Así puedes apagarlo solo con un botón. Eso sí, recuerda que el inteligente no debe ser el tomacorriente, sino tú.

 

  1. Menos ducha y más meditación en seco

Demorarse tomando decisiones en la ducha, te puede salir muy caro. No solo en términos de plata, también en el cuidado de la vida al no malgastar este líquido vital.

Te proponemos duchas cortas y un espacio de meditación y planeación en seco. Si eres de los que se baña con agua caliente, puedes poner un balde para recoger la fría mientras se calienta. Luego la reinviertes en regar las matas o en el baño. O puedes bañarte en pareja (diablito morado)

 

  1. Si tapas la olla queda más rico 

Si algo han aprendido los amantes del arroz con huevo, delicia gastronómica para todo tiempo y lugar, es que el mejor arroz es el que se hace con la olla tapada. De esa manera, el calor se queda en olla en lugar de convertirse en vapor y circular por toda tu cocina. 

Así garantizas menor consumo de energía y mejor sabor. También usa ollas acordes al tamaño de los alimentos que vas a cocinar. Todo suma a la hora de ahorrar y toda práctica le resta pesos a tu recibo de la luz.

 

  1. ¿Y la lavada?

Ahora que el COVID-19 pone un poquito en duda la posibilidad de lavar el jean cuando se pare solo del mugre, es importante entender que la mejor lavada no es la más larga. Programa lavadas cortas en tu lavadora, ojalá con agua fría y la lavadora llena. 

  • ··

 

Y para terminar, no te quedes solo con esta info 😉

Compártela y sigue formándote en eso de ahorrar y consumir de una forma más consciente. Puedes leer info relacionada en Metidas de Plata y en la página de Enel Codensa. 

Queremos cuidarte a ti y al planeta porque ambos son únicos 🙂

 

 

Compártelo en: