La moda circular alivia al planeta (y a tu bolsillo)

Nos dijeron desde chiquitos: “La moda no incomoda”. Luego vinieron las noticias ambientales y nos dimos cuenta de que, mal manejada, la moda sí le sale un tantico cara al planeta. 

Eso sí, en los últimos diez años, varios activistas de la moda se han puesto la diez con un concepto que nos ayuda a aliviar el bolsillo y a darle un respiro a la Tierra, todo esto, sin dejar de vernos o sentirnos bien.

Se trata de la moda circular, que busca que se usen mejor los recursos que se necesitan para fabricar la ropa, y también propone alternativas de consumo para disminuir el daño ambiental. Esto es lindo para el medio ambiente, nuestro futuro y nuestros bolsillos. 😉 

Por ejemplo, dicen los que saben del tema, que para producir un kilo de algodón se gastan 13.000 litros de agua. En lugar de que dos personas compren una camiseta de algodón, la moda circular procura que esa camiseta hecha de muy buena calidad, tenga por lo menos dos sueños.

Es algo así como una reencarnación de la ropa. Procurar que tenga más vidas para mejorar el karma del mundo.

Ahora, la moda circular no implica únicamente comprar de segunda o comprar sostenible. De hecho, no implica únicamente comprar. Intervenir una prenda vieja para darle una segunda vida y mantener su belleza (o ampliarla a otras formas) también es moda circular.

 

Lo explicaremos aquí. La Moda circular tiene tres “Erres” o principios:

  1. Reducir:

Esto implica comprar menos de lo que necesitas (esto es muyyyyy Metidas de Plata 😊). Ponerte una mano en el corazón y la otra en Nequi y preguntarte cuánto gastas al año en ropa y cómo reducir ese costo. También tiene que ver con filosofía. Es decir, que las marcas a las que le compras, usen productos y procesos en los que, desde el principio, se tenga en cuenta un posible reuso de la prenda. 

 

  1. Reutilizar: 

Esto implica que tu ropa usada y bien cuidada tenga una segunda vida en las manos de otra persona. Es una gran idea porque, según estudios recientes, el 90% de las prendas que usamos, incluida esa camiseta que te sirvió en tantas citas memorables, terminan en la basura. Menos del 1% de las prendas actuales se reciclan. Vista así, la ropa que compramos sin consciencia de reuso es basura del mañana.

Reutilizar no solo implica que otros usen tu ropa. También es una invitación a que tú uses ropa nueva. Al principio puede parecerte extraño, pero esta tendencia está ganando fuerza en el mercado. 

Según thredup.com/ la ropa de segunda irá aumentando su popularidad en el mercado hasta duplicarse en la próxima década. Y tú ahí, ¿comprando cosas nuevas nada más?

Por último, reutilizar también implica usar partes de antiguas prendas para hacer otras, incluso puedes rediseñar una vieja chaqueta o una falda y darle otro uso. Es un arte fino y la ropa podrá quedar como de “estrene”.

Para que vivas la experiencia de reutilizar, queremos invitarte a comprar en renuevatucloset.com.co/ y que todo sea muy feliz con esta promoción: 

(Música de suspenso) Cha chaaaaaan…

Entre el 12 y el 18 de febrero de 2021, por compras iguales o superiores a $35.000 pagando con Tarjeta Nequi Visa en  renuevatucloset.com.co/, tienes el 25% de descuento. Solo tienes que ingresar el código promocional nequi Te dejamos toda la info aquí.

 

3.Reciclar: 

El último paso de esta cadena consiste en que, cuando tu ropa muera, luego de que estés segur@ de haberle dado todos los usos posibles, pueda ser reciclada por las empresas que crean ropa, para hacer nueva ropa sin desangrar al mundo en el camino (pronto, una nueva entrada para hablar del tema).

Mejor dicho, darle un final feliz a la ropa que te acompañó, para que las empresas reciclen el material de estas prendas y fabriquen ropa nueva. Es como si reviviera. 🙂

 

**

Como puedes ver, no es tan difícil eso de empezar en la moda circular y de circular con la moda hacia un camino en el que consumamos con mayor consciencia, reutilicemos y reciclemos. Una vez hecha nuestra contribución, entonces sí podremos decir “La moda no incomoda”.

Compártelo en: