Cambiar Hotel Mamá por Hotel Independencia

No sabemos a ciencia cierta cuándo comenzó toda esta tendencia, pero de un tiempo para acá se volvió un mandamiento invisible que hay que vivir en la casa de los papás máximo hasta que cumplas 25 años.

¿Estamos de acuerdo con esto? No somos nadie para opinar, pues mientras para much@s puede ser una forma de crecer, madurar y vivir cosas nuevas, para otr@s puede ser una expresión más de la presión social por portarnos igual. A fin de cuentas, como dice una de las canciones más bellas de Herencia de Timbiquí, “vive a tu manera, la vida es solo un camino hacia el final”.

Gran parte de esta presión viene de series y películas gringas donde ves a jóvenes veinteañeros en universos como la Tierra del Nunca Jamás de Peter Pan, donde no hay ni un adulto. Y por otra parte, en el contexto colombiano, la necesidad de moverse para estudiar en la universidad, ya sea en Bogotá o en ciudades capitales/universitarias, agiliza esa transición de vida. Obviamente vivir sin papás es la entrada a un mundo de diversión inédita (inserta acá tu definición de “diversión inédita”), pero, también es el momento de tomar una serie de decisiones financieras que afectarán tu bolsillo.

¿Cuánto cuesta vivir solo?

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de destetarse de los papás?

¿Cómo no suicidarse económicamente?

 

Para responder estas preguntas, nos fuimos hasta las oficinas centrales del Hotel Independencia (también conocido como Hotel Libertad) y averiguamos por tres paquetes iniciales, con sus correspondientes costos, para que sepas cuánto te va a costar irte del Hotel Mamá.

 

Paquete Premium 

Este es el todo incluido. Es el sueño del primer paso en la independencia. Es la suma de las condiciones ideales. Es pasar del Hotel Mamá al Hotel Independencia perdiendo muy pocas de las comodidades que tenías en el hogar familiar. Acá vives sol@ en tu apartamento, con tus cosas, no tienes que compartir con nadie, escoges cómodamente tu casa, según tus gustos y presupuesto, y decoras como te dé la gana.

 

¿Qué incluye? 

  • Nevera sencilla (no nevecon): $800.000 – $3.200.000
  • Lavadora (sin secadora): $530.000 – $5.680.000
  • Colchón sencillo (sin cama ni base cama): $290.000 – $1.500.000 
  • Base cama sencilla: $300.000
  • Comedor con cuatro sillas: $280.000 – $2.000.000
  • Sofá: $400.000 – $6.000.000
  • Vajilla de cuatro puestos: $60.000 – $600.000
  • Juego de ollas: $200.000 – $2.000.000
  • Cubiertos: $40.000 – $600.000
  • Televisor (si tus papás no te dejan llevar alguno de la casa): $600.000 – $15.000.000
  • Trapero y escoba: $18.000
  • Canecas (de baño y cocina, por lo menos): $35.000

 

(Estos son los costos de los artículos nuevos, con precios de febrero 2021. Hicimos la lista con lo básico y poniendo un tope , pero obviamente subirá mucho si quieres una nevera enchapada en oro que hable, cante y te haga las tareas).

 

Subtotal: $3.553.000 – $36.933.000

 

Lo que sí es inevitable, además de estos gastos iniciales, es lo que vas a pagar mensualmente como arriendo y servicios. En Bogotá, un apartamento de una sola habitación puede costar desde $800.000 (incluida la administración). Y en cuanto al agua, luz, gas, Internet y cualquier otra suscripción a servicios de entretenimiento, súmale entre $180.000 y $350.000 al total.

Y por último, pero no menos importante, el mercado. Todo va a variar según el sector donde vivas, tus hábitos alimenticios (mucho producto procesado o más cosas de plaza), tu juicio para cocinar o tus necesidades de dieta, entre otras. Pero puedes hacer un estimado de que con $400.000 mensuales tienes surtida la nevera y despensas con lo elemental. Entonces:

 

Total 

  • Gastos iniciales: $3.553.000 – $36.933.000
  • Gastos mensuales: $980.000 – $1.800.000
  • Mercado mensual: $400.000

 

Paquete intermedio

Luego de hacer cuentas, seguro viste que no tienes tanta plata para comenzar la aventura emancipadora en un apartamento solo para ti. Por eso, este plan está pensado para que compartas con alguien y compren los electrodomésticos y decoren entre amb@s. Si se llegan a separar, pueden dividir sus pertenencias más fácil, porque amb@s  invirtieron menos plata que en el Paquete Premium.

Para disfrutar este paquete tienes que tener un amig@ o familiar que esté con los mismos tiempos y presupuestos que tú. Esto es clave, para que luego no enfrentes peleas porque “ay, es que Pepito quiere comprar una nevera carísima y para equilibrar me toca comprar una lavadora más cara” o “yo compré un comedor finísimo y Pepita se consiguió unos sofás horribles y usados”. 

En este caso, puedes tomar la misma tabla del paquete anterior que incluía desde lo de la cocina hasta las habitaciones, y dividir entre dos para saber cuánto debes tener preparado. En el caso del arriendo, ten en cuenta que muchas veces es más fácil y proporcionalmente barato encontrar apartamentos de dos o tres habitaciones, que para una sola persona. 

La variable de este plan es el mercado, que es algo para lo que no hay reglas. Si les va bien, pueden compartir y hacer una sola compra para l@s dos, lo cual podría ayudarte a reducir un poquito los gastos. Pero no te hagas muchas ilusiones, muchas veces lo mejor es que cada quien tenga su comida, para que se la gaste a su ritmo y eviten peleas.

 

Total

  • Gastos iniciales: $1.750.000 – $18.500.000
  • Gastos mensuales: $600.000 – $1.300.000
  • Mercado: $200.000 – $400.000

Paquete básico

Y entonces te fuiste de la casa porque ya no había de otra, era ahora o nunca. Te podías quedar en el Hotel Mamá más tiempo para ahorrar algunos pesos, pero no se pudo. También puede pasar que algún amig@ te hizo una propuesta que no podías dejar pasar: un cuarto con todo listo, en una casa divina y con el parche.

En este paquete te vas a vivir a una casa donde solo tienes para ti una habitación (puede que sin baño privado) y debes compartir el resto de los espacios con una o hasta cinco personas (si compartes con más, estás en una comuna hippie y nos gustaría que nos contaras cómo es eso en pleno siglo 21). 

 

Lo bueno:

  • Como solo pagas por una habitación, los costos son muuuucho más bajos.
  • A veces incluso encuentras un espacio amoblado y no debes comprar muchas cosas para comenzar tu vida como independiente.
  • Siempre vas a tener parche y compañía en casa.
  • Si no sabes cocinar, tus compañeros de apartamento te enseñarán.
  • Cualquier problema se enfrenta entre tod@s.
  • Los gastos de artículos de aseo de la casa se dividen entre más personas.
  • Todos los servicios ya están cubiertos y el apartamento ya está amoblado. 

 

Lo malo:

  • Puede que te toque compartir baño y cocina con gente muy desordenada.
  • Pierdes un poco de privacidad.
  • Te expones al ruido que hagan los demás y que no te dejen dormir, o que si eres una persona fiestera y nocturna, tus compañer@s te pongan problema.
  • La convivencia entre dos o más personas siempre es un reto. Ahora multiplícalo por tres, cuatro o cinco. 

 

¡Ah! Y con este plan, quizás solo tienes que llevar tu propia ropa, o comprar un nuevo juego de sábanas y ya está. 

 

Total

  • Gastos iniciales: $100.000
  • Gastos mensuales: $400.000 – $800.000
  • Mercado: $250.000 – $400.000

 

….

 

Sea cual sea la opción que escojas, lo importante es que se adapte a tu bolsillo para que no te ahorques, quedes debiendo y gastes el 90% de tu sueldo en arriendo y gastos de la casa. Con las cuentas claras, puedes organizar tu presupuesto en los Bolsillos de Nequi, desde meses antes que te vayas del Hotel Mamá, para que sepas cuánto tienes y cuál es el paquete que más se acomoda a nuestras necesidades.

¡Buena suerte en tu nueva casa! ¡Manda fotos!

Compártelo en: