Lo que debes saber sobre NFT: cómo comprar y vender archivos digitales del futuro

Si sientes que vives en el futuro porque puedes enviar plata mientras chateas o porque pagas tus servicios públicos desde el cel, a través de Nequi… te vamos a bajar un poquito de esa nube 😉

Eso es el presente, lo de hoy. Pero lo que te vamos a explicar hoy sí es el futuro_última_versión_con_cambios_ahora_sí.doc

 

De verdad: el futuro

De pronto has escuchado algo sobre los NFT y, si quieres la explicación, será útil que tengas a la mano lo que ya te contamos sobre bitcoin aquí y acá, porque son temas del mismo mundo. Igual, te haremos un recorderis: 

  • El Bitcoin es un tipo de moneda digital. Sus movimientos son vigilados y registrados en un sistema conocido como blockchain.
  • El blockchain es una especie de libro de contabilidad abierto, donde muchas personas pueden llevar el control y no hay secretos.
  • El propósito de todo esto es crear sistemas de intercambio que no estén controladas por una única y poderosa persona, sino por toda la sociedad.

 

¡Listo! Sigamos…

El sistema blockchain se utiliza para más cosas, aparte de registrar quién tiene Bitcoins y cuántas (o cualquier otro tipo de criptomoneda). Desde hace un par de años ha servido para que se sepa públicamente quién es el dueño de archivos digitales únicos y que no se pueden reemplazar por otra cosa parecida…

Por ejemplo, tú puedes reemplazar una docena de huevos por otra docena de huevos, y no pasa nada: son huevos en un empaque de cartón y ya. Pero, los deliciosos huevos ponchados que te hace tu mamá, con tocineta o jamón, no se pueden intercambiar. ¡Son únicos! 

Piensa entonces que esos huevos son un archivo digital y si tú quieres decirle al mundo que son solo tuyos, podrías darles un certificado de que no son intercambiables. Como una escritura de una casa. Eso es lo que se conoce en el mundo del blockchain como un NFT (non-fungible token, o token no fungible), con el que puedes hacer negocios que, hasta hoy, parecían imposibles.

Pasamos de huevos a tecnología en un par de líneas… Perdón, pero así es más fácil entender 🙂

Para Kyle Orland, editor de gaming del portal de tecnología ArsTechnica, “lo que el Bitcoin fue para 2011, es lo que los NFT son para 2021 y han atraído una afluencia de capital de riesgo y jugosos valores especulativos para bienes digitales rastreables”. Es decir, estamos ante el surgimiento de una nueva forma de hacer plata que, por supuesto, tiene grandes beneficios, pero también, varias cosas de cuidado.

Aunque este año se dio el boom de los NFT, estos existen desde 2017 cuando el sitio web CryptoKitties vendía ilustraciones de gaticos y permitía que los usuarios las comercializaran. Hoy en día se han vuelto en una gran opción para que artistas, no solo plásticos sino también músic@s o quienes hacen películas o videos en YouTube, encuentren nuevas formas de vender su trabajo. Por eso no te extrañes si mañana ves periodistas, comediantes o chefs pasándose al mundo del NFT.

Investigamos, leímos, preguntamos, nos hicimos unos deliciosos huevos, y así te organizamos lo cierto, lo bueno, lo malo y lo impresionante de los NFT:

 

Lo bueno de los NFT 

  • Un NFT puede ser cualquier producto digital. Y por “cualquiera” en realidad quisimos decir “CUALQUIERA”. Puedes crearle un NFT a una obra de arte digital (ilustración, foto, dibujo escaneado, etc.), a un TikTok, a un gif animado, a una canción, a un meme, a un tweet… Básicamente. si está en tu computador, lo puedes volver un NFT. 
  • Los NFT sirven para las situaciones en las que se necesite rastrear y verificar la propiedad de materiales digitales. Es decir, confirma quién tiene ese recurso y certifica al dueñ@. Eso sí, es raro que te dé algún otro derecho, como controlar dónde y quién la puede ver. 
  • El sistema de blockchain Ethereum es el más popular para garantizar que tu NFT es el original. Puedes comprar y vender NFT con Ethereum, pero también con monedas más comunes como el dólar. 
  • Los NFT son como cualquier producto cuyo precio depende de la ley de oferta y demanda. De pronto hoy están muy cotizados los gifs de gaticos y puedes hacer mucha plata comerciando con ellos, pero de pronto mañana todo el mundo quiere tener gifs de perritos y tus inversiones se desploman.
  • A diferencia de lo que pasa cuando vendes una obra de arte física a alguien, con los NFT puedes negociar la posibilidad de seguir recibiendo un porcentaje por cada venta futura que se haga de tu trabajo.

 

Lo malo de los NFT

  • Una gran crítica que se le ha hecho a los NFT es la misma que se le hace al blockchain. Para que todos estos sistemas puedan funcionar se necesita una cantidad enorme de energía, que al mismo tiempo aumenta su impacto ambiental. Hay algunas investigaciones para gastar menos energía, pero es la razón por la que muchos artistas han evitado vender NFT.
  • El 15 de marzo pasado, la plataforma de intercambio de NFT Nifty Gateway dijo que las cuentas de varios de sus usuari@s habían sido hackeadas. Se robaron  varias obras de arte y compraron otras con las tarjetas de crédito de las víctimas. Esto nos recuerda que no todo lo que brilla es oro y que incluso, los sistemas más “seguros” pueden tener problemas. 
  • Aunque muchas plataformas de intercambio de NFT tratan de asegurar que las obras que se negocian son auténticas, hay casos en los que alguien se queda con el trabajo de otr@s.  

 

Todo este universo es complejo y seguirá creciendo a toda velocidad, sobre todo en una época donde todo ha cambiado tanto y muchas personas buscan nuevas formas de conseguir plata. Puede que se vuelva algo del día a día, pero, como siempre te recomendamos, cada vez que tengas un negocio nuevo, debes sers muy precavid@ y es mejor que estudies muy bien en qué te vas a meter. 

No le tengas miedo a las revoluciones que está trayendo la tecnología a la forma en la que podemos invertir y encontrar nuevos ingresos. A fin de cuentas, desde Nequi somos los primeros en mostrarte que el mundo puede ser más fácil y a tu ritmo cuando puedes organizar y mover tu plata desde tu cel. Pero también somos los primeros en decirte que no todo lo que brilla es oro y que siempre debes investigar muy bien en qué te vas a meter. No te quedes con las maravillas que te hablan amigos y familiares y has tus propias averiguaciones, revisa tu presupuesto a prueba de pandemia, y organiza un Bolsillo en tu Nequi si quieres comenzar a probar. Ve de a pocos y cuéntanos cómo te va. 

Compártelo en: