¿Me meto o no me meto a comprar y vender NFT?

Si te estás haciendo esta pregunta es porque hasta acá has seguido todo lo que te hemos contado y explicado tanto de Bitcoin y criptomonedas, como la introducción al NFT.

Si estás perdido con la pregunta te recomendamos parar un momento, leer las entradas anteriores, y seguir. Sin embargo, si estás de afán y solo estabas vitrineando artículos, un rápido resumen al mejor estilo de Rincón del Vago:

  • Una comunidad de usuarios digitales inventó hace unos años un sistema llamado blockchain con el que buscaban crear “libros de contabilidad” abiertos. Así, la información dejaba de ser algo privado, tapado y que unos pocos podían manipular, para pasar a ser algo público y del tod@s podemos tener control.
  • El sistema blockchain permitió crear monedas digitales, o criptomonedas. La más famosa se llama BitCoin, pero también hay otras como Ethereum o LiteCoin. 
  • Dentro del sistema que contiene los Ethereum también se creó una serie de tokens o marcadores que reconocen quién tiene el original de un archivo digital. Esos tokens se conocen como NFT y, por ahora, han servido sobre todo para comerciar obras de arte. Sin embargo, las posibilidades son infinitas.

 

Listo, ahora que te pusiste al día, sigamos. La gran duda luego de entender lo que está pasando con los NFT es, ¿me debería meter en ese baile? ¿Cómo me meto? ¿A quién saco a bailar? Para empezar, es bueno conocer algunos daticos de gente que ya se ha metido en este mundo:

  • El NFT de Nyan Cat (ese gif/video absurdo de YouTube que ya tiene exasperantes versiones de 24 horas) se vendió por casi 600.000 dólares.

  • Beeple, uno de los artistas más populares en el mundo de los NFT, vendió el 11 de marzo de 2021 una obra que superó los $69 millones de dólares. Sus NFT se están subastando en la tradicional casa de venta de arte Christie’s. 
  • A finales de marzo de 2021, la base de datos Nonfungibles reportó más de 48 millones de dólares en ventas en más de 40,000 transacciones en tan solo una semana. En algunos centros de intercambio el volumen de ventas alcanzó $1.9 millones en tan solo un día. 
  • Si tienen una relación narcisista con sus tweets, llegó el momento de sacarle plata a través de la plataforma Valuables en donde en el 2020 se vendieron más de 400 trinos por más de 75.000 dólares. 
  • La NBA ha convertido los videos que resumen las mejores jugadas de sus partidos en NFT que los fanáticos pueden comprar desde nueve dólares (aunque algunas ya se han cotizado por más de $240.000 dólares). Algunas de estas piezas incluyen tomas desde distintas cámaras y piezas de arte digitales, convirtiéndose en objetos de colección como las láminas del álbum del Mundial de fútbol o lo que históricamente han sido las tarjetas de aficiones de culto como el béisbol, Pokemon o Star Wars. La NBA ha ganado más de $230 millones de dólares con este comercio y, lo mejor para ellos, es que siguen ganando porcentajes por los intercambios que siguen haciendo los fanáticos.  

 

¿Quiénes se han metido a vender NFT y cómo les ha ido?  

Hay muchos lugares para comprar y vender NFT y cada vez abren más, pero los más populares por ahora son OpenSea, Rarible, Nifty Gateway, Foundation y SuperRare. En estas plataformas han pasado cosas como estas:

  • Jack Dorsey, el cofundador y director de Twitter vendió por tres millones de dólares su primer trino, que a su vez fue la primera publicación de la plataforma.  
  • La cantante pop y artista visual Grimes ha vendido más de seis millones de dólares en obras de arte digitales como NFT. A ella se han sumando artistas electrónicos como Kygo o 3LAU, el reggaetonero Ozuna, o la banda de rock Kings of Leon. Estos vendieron su disco When You See Yourself como una serie de NFT y con la promesa de que los tokens que no se vendieran en el periodo de venta serían quemados. Quienes compraran estos NFT recibirían de ñapa una edición limitada del álbum en vinilo y una acreditación especial para poder asistir gratis a sus conciertos por toda la vida. 
  • No todos los NFT tienen que ver con objetos del mundo digital. Nike está trabajando en el proyecto CryptoKicks a través del cual quieren crear un método para verificar la autenticidad de los tenis.
  • El mundo de los videojuegos también está incorporando los NFT para darles a sus usuarios la posibilidad de comprar mejoras dentro del juego como escenarios o accesorios. 
  • No todo es arte o entretenimiento. La rapera Azealia Banks y su novio vendieron el audio de 24 minutos de un video sexual por más de 15,000 euros. El cliente fue el artista Rulton Fyder quien juega con obras de arte en blockchain.
  • La influenciadora virtual (sí, existe una influenciadora virtual, que es una imitación digital de todas las monerías que hace una de carne y hueso) Lil Miquela también hizo una obra que se convirtió en un NFT. Es esta, para que la chimosees: https://www.instagram.com/p/CHx_yv5HU2F
  • Si todo el mundo digital está haciendo plata con archivos digitales, ¿por qué el periodismo no? Eso fue lo que se preguntó Kevin Roose, de The New York Times, quien escribió esta columna en marzo de 2021 y la convirtió en un NFT para experimentar la posibilidad de financiar los medios de comunicación a través de esta innovadora fuente. 
  • Mario Valle es un coleccionista de arte que también tiene un fondo de inversión que apoya e-sports y proyectos de realidad aumentada y virtual, llamado Altered Ventures. Desde ahí también ha comprado varias obras que planea exhibir y exponer en una galería online, y de la que ya hay “planos” aquí.

 

¿Qué hay que hacer si uno quiere vender en NFT?

  1. Abres una billetera de la criptomoneda Ethereum para recibir pagos e inscribirse en este sistema. 
  2. Escoges la plataforma de subasta y venta de tus obras.
  3. Vinculas tu billetera con la plataforma.
  4. Cargas una imagen de lo que venderás.
  5. Asignas un token y lo asocias al archivo que vas a ofrecer. Esto es como crear una firma digital única que estará en la cadena Ethereum para confirmar que es  auténtico.
  6. Agregas el NFT a la cadena Ethereum. Por esto hay que pagar un “impuesto” que vale mas o menos entre  50 y 100 dólares.
  7. Le pones un precio mínimo a tu artículo, que se subastará durante 24 horas. El tiempo se puede ampliar si hay una puja fuerte en los primeros 15 minutos.

 

Como ves, el juego ya comenzó y parece que va para largo. Si vas a empezar a invertir en NFT, revisa tu presupuesto personal, separa una cantidad de plata que no afecte tus gastos principales. Luego sepárala en un Bolsillo de Nequi, para que sepas que eso y solo eso es lo que vas a mover.

Si lo que quieres es apostarle todo para vivir de NFT, recuerda que esto es un terreno que puede cambiar de un momento a otro. Ten en cuenta que, para que tus finanzas estén saludables, debes diversificar tus fuentes de ingresos. Palabras menos: no dejes tirado tu trabajo, experimenta con NFT y vas viendo cómo te va. Si te entra plata, puedes comenzar guardándola en un Colchón para que se vuelva un ahorro y no tu plata para sobrevivir en el día a día. Luego, si mejoran las cosas, ya puedes organizarla en Metas y Bolsillos. 

¡Cuéntanos cómo te va!

Compártelo en: