8 maneras de hacer tu vida más fácil al manejar tu plata desde el cel

–¿Veci, no tiene más sencillo?– Te dice el taxista, mientras te devuelve ese billete de cincuenta en una cuadra sin tiendas, sin señor de los aguacates, sin nadie que ostente o demuestre sencillo, a la una de la mañana.

–“Veci y ud no tiene Nequi”–, le respondes de golpe.

–“Claro, vea”–, te dice el conductor, mientras dicta su número.

Aliviad@, le mandas lo de la carrera, una pequeña propina  con un emoji de corazón.

 

Existen varias maneras de hacer tu vida más fácil, si manejas la plata desde el cel. En esta entrada te contamos ocho de ellas, para demostrarte que, hoy en día, nada es más efectivo que no tener efectivo y mejor usar tu plata en línea.

 

1. Dejar la billetera en casa ya no es un embale

Con tu plata en Nequi, la billetera pasa a un segundo lugar. Si se te queda en la casa, puedes pagar desde el cel. Y si no reciben pagos en línea, puedes sacar plata en cualquier cajero Bancolombia o en un Corresponsal Nequi. Tu plata está donde tú estés con tu cel. Eso sí, nunca dejes tu cédula. Para eso no tenemos respuesta, aún…

 

2. Tienes plata pa’ imprevistos

Tener una plata pa’ imprevistos está bien. Pero tenerla en el cel es mejor. Si la dejas en la mesa de noche, es muy fácil mecatearla en cositas.

Además, no todos los imprevistos ocurren mientras estás en tu casa. La calle es un lugar en el que también pasan, por no decir que la mayoría. Así que está bien que tu plata vaya contigo a todas partes, y al mismo tiempo, que esté bien protegida. Para lograrlo puedes:

  • Abrir un Colchón en Nequi y poner en él tu plata para imprevistos.
  • Ponerle seguridad a tu Colchón contra tentaciones. Puede ser un Guardián, una trivia o un lapso de tiempo.

O si eres muy juicios@ y manejas todas esas tentaciones, puedes abrir un Bolsillo en Nequi para separar esa plata.

 

3. Pagas desde el cel lo que compras con él

Si te antojaste de algo por Internet, puedes comprarlo en línea, sin salir de tu cel y sin buscar efectivo o el código de seguridad que está en tu Tarjeta de Crédito, que quizás está guardada en algún cajón de tu casa. También puedes pagar con tu Tarjeta Nequi, para que gastes lo que tienes disponible, o con tu Nequi, a través de PSE.

 

4. Traes plata del exterior

Cada día más personas encuentran opciones de trabajo fuera del país y trabajan en línea. Hasta hace un par de años, eso de recibir plata por servicios como PayPal era una telenovela: recibías la plata, pero existían muy pocas opciones para traerla hasta ti, entonces la usabas para comprar cosas en línea. NO TENÍAS TU PLATA DE VERDAD…

¡Eso ya cambió! Desde Nequi puedes traer a tu Nequi, la plata que tengas en tu cuenta de PayPal. Es súper fácil y muy seguro. Así la puedes gastar en lo que quieras y trabajar con clientes exterior tiene otro significado.

 

5. Mandas plata

Es muy raro, pero ocurre… Aún existen muchas personas que mandan personalmente sus giros. Van, esperan  en la fila, pagan una comisión y le mandan plata a un amig@ o familiar. Desde Nequi puedes enviar plata a cualquier lugar del país, sin costo, sin filas ni comisiones. Si conoces a alguien que necesite mandar plata a otra ciudad, enséñale a usar Nequi. Con la plata de la comisión y el tiempo que se ahorró en una fila, mejor se toman una pola o endulzan la tarde con un postre.

 

6. ¡Cobras!

Así como puedes enviar plata, la puedes pedir. Si alguien te debe hace mucho tiempo, pero está lejos o se está haciendo el de las gafas, pídele por Nequi y así l@ convences de que te pague por Nequi.

 

7. Cuando ves un código QR, no crees que es un laberinto

Antes de la pandemia, los códigos QR no convencían a much@s. Pero con todo esto del no contacto, despegaron. Ahora, los códigos QR están en los restaurantes, en las tiendas y hasta en la sopa. Desde Nequi, puedes pagar con códigos QR, ¡es muy fácil| Si el mundo te da QR, paga con QR, rápido y sin enredos.

 

8. Pagas el SOAT y los servicios

Si estás de paseo, lejos de casa o embalad@ y te diste cuenta de que no has pagado la luz o el SOAT, tranqui… Ahora lo haces desde el cel y así evitas la multa o que te corten los servicios. Nada de ir a pagar hasta la oficina, tu cel es todo lo que necesitas. 😉

Compártelo en: