¿Vivir de ser gamer? Bienvenid@s al mundo del streaming

Seguro ya sabías que, a través de los eSports, la gente podía construir una vida profesional como gamer. Pero esta no es la única forma de ganar plata dándole a los videojuegos; hay una más sencilla, que puedes hacer desde tu casa y que alternas con tus estudios o trabajo. 

Se trata del mundo de l@s streamers, en el que puede entrar cualquier persona que tenga ganas de jugar sin importar qué tan hábil sea. De pronto habrás visto videos de personas jugando títulos como Fortnite, Minecraft o Call of Duty, donde se ve lo que está pasando en casi toda la pantalla, y en una esquinita la persona que está en los controles. 

Seguramente has oído hablar de Twitch (hasta James Rodríguez tiene un canal ahí) pues este es el epicentro de toda la movida de gente jugando, transmitiendo, sintonizando y viendo a otr@s jugar. Twitch (así como Facebook Gaming y YouTube Gaming) es una plataforma que te permite hacer transmisiones en vivo mientras juegas para que todo el mundo conozca tus destrezas o tus embarradas, aprender tus trucos, o sencillamente para divertirse a tu lado. Mientras haces todo esto ganas plata. 

Convocamos a cuatro gamers colombianos (Rubén Zapata, “Kenshiwolf” // Dante Akamura, “Vermileon” // Johan Trujillo, “Sero” // David Pinto “Kiitsune”)  que se mueven en el mundo streamer para que nos revelaran sus secretos y esto fue lo que nos contaron:

 

Bueno, ¿y entonces cómo se hace plata jugando?

Kenshiwolf: Primero tienes que conseguir el estatus de afiliado en Twitch o en la plataforma que quieras estar, completando un número de reproducciones y seguidores, para que la gente tenga la opción de suscribirte a tu canal y apoyarte mensualmente con donaciones y propinas en forma de Cheers (la moneda de Twitch) o estrellitas (la moneda de Facebook).

Sero: Algunos streamers ponen «metas» dentro de sus directos. Por ejemplo juegan una partida contra quien su donante diga, o hacen 20 flexiones de pecho por x cantidad de bits. Otros gamers suben a YouTube videos de sus mejores jugadas o los mejores momentos de sus lives en Twitch. Cuando ya tienes más experiencia y nombre, puedes recibir plata por publicitar contenido de marcas.

También le puedes poner un precio a la suscripción a tu comunidad VIP, en donde ofreces contenido exclusivo, interacciones o participación en la creación de contenido. 

A través de plataformas como Patreon puedes hacer un crowdfunding para que tu público aporte a la realización de tus videos. Y por último, está la clásica “merch”: gorras, camisetas, y todo tipo de objetos personalizables con tu nombre de gamer.

 

Listo, ya vamos entendiendo. ¿Ahora a cuál plataforma hay que meterse? ¿Cuál es la mejor?

Vermileon: Depende de gustos. Twitch tiene una ventaja y es que su algoritmo recomienda tus directos a otras personas para que los vean. Pero en Facebook Gaming es más sencillo conseguir seguidores para una página y lograr la meta para ser afiliado.  

Sero: Yo diría que Twitch, porque la audiencia (aunque en principio es escasa) tiende a ser muy fiel y afín a tu contenido, y además tiene muchos complementos y minijuegos. 

 

¡Suena muy bien! ¿Qué toca hacer para comenzar?

Kiitsune: Tener un buen equipo de cómputo con gráfica y procesador porque necesitas que todo te corra con buena calidad. Además cámara, micrófono, y sobre todo un buen  Internet para evitar que se caiga o congele la transmisión.

Kenshiwolf: Tienes que ser una persona muy carismática y activa con tu comunidad. Hay personas que se toman esto como que solo streameo y ya, y no: hay que tener buena personalidad, estar pendiente de quienes te apoyan. Conozco personas que llevan muchos años en esto y no consiguen nada porque no tienen continuidad.

Sero: Cuando se inicia es difícil crecer, toma su tiempo y puede llegar a ser frustrante. Por eso hay que tener actitud. Mi checklist de cosas por hacer para comenzar en esta vuelta es:

  1. Escoger un juego y hacerte relevante en esa comunidad. Tener una identidad o una personalidad como streamer; definir tu personaje. 
  2. Busca un maestro a quien aprenderle y seguirle los pasos. No se trata de plagiar o copiar, sino de tomar referentes para hacer mejoras constantes a tu canal.
  3. Definir unos horarios y respetarlos de manera religiosa. 
  4. Definir una propuesta de valor ¿Qué tiene de diferente nuestro stream que no tenga otro?
  5. Generar contenido de valor para la gente de manera periódica y creativa: memes, enseñanzas, tácticas, consejos, etc.
  6. Escuchar a nuestra audiencia.
  7. Desprenderse del círculo vicioso “es que si no tengo X no puedo iniciar”. Arranca con lo que tengas y con lo que puedas, ya podrás ir creciendo. 

 

¿Tendré que dejarlo todo si quiero ser streamer y tener un canal que le guste a la gente? ¿Cuánto tiempo tengo que dedicarle?

Kenshiwolf: Es complicado de responder. A veces alguien que tiene una comunidad muy amplia te puede recomendar. A veces puedes enganchar gente con un video viejo en tu canal y no con un live. Puedes levantar una gran comunidad tan solo en un mes, pero también te puedes pasar años sin conseguir nada. 

Kiitsune: Mínimo 2 horas diarias, ya que para darte el estatus de afiliado y que te empiecen a pagar, las plataformas te piden un mínimo de espectadores y un mínimo de tiempo al aire. 

Vermileon: Uno necesita tener tiempo específico y marcado para hacer los directos. La constancia es muy importante. También depende de qué tan rápido quieras crecer. Cuando conseguí una buena PC me dediqué a los juegos de terror, que consumen bastante tiempo, pero llamaban mucho a cierto tipo de público. Recomiendo que cuando se está arrancando se hagan dos a tres horas diarias de directo o día de por medio. 

Sero: Cuando la comunidad comienza a crecer y a solicitar contenido, y ya se está ganando algo de dinero, se pueden invertir de 3 a 5 horas diarias, pasamos de 3 a 5 horas. Cuando la comunidad ha crecido hasta el punto de requerir mucha más atención, y los ingresos son suficientes para suplir los de un trabajo normal, ser streamer se convertirá en un trabajo de tiempo completo.

 

¿Hay juegos que le gusten más al público que otros? ¿Qué tal si me gusta jugar algo que a todo el mundo le parece aburrido? ¿No gano plata?

Vermileon: Hay unos que ya están en los tops como League of Legends, Fortnite o Fall Guys. Pero eso es muy cíclico porque hay juegos nuevos que salen y cuando un streamer top como El Rubius o PewDewPie comienzan a jugarlos, la gente  y los streamers pequeños los . Es por temporadas, no hay fórmula exacta. Pero Lol, Fortnite y Fall Guys, sirven para iniciar, atrapar gente. 

Sero: No, como dicen por ahí, depende más del indio que de la flecha. Hay streamers que han surgido de juegos poco populares, pero su carisma los ha hecho surgir. Esto es importante: la audiencia debe ser seguidora del streamer y su contenido, más que del juego. Apoyarse en juegos populares puede ser un arma de doble filo pues hay muuuuucho público para eso, pero también hay muuuuuuchos más streamers. Incluso, a veces solo hacer un canal para conversar (la categoría Just Chatting) funciona un montón.

 

Y entonces, ¿cómo te suena el plan? ¿Alguna vez pensaste que tu pasatiempo podría volverse tu profesión? Incluso, si no quieres que se vuelva tu trabajo de tiempo completo, es una gran opción para que sea tu fuente alternativa de ingresos -algo muy importante de tener para que un imprevisto no te coja mal parad@-.

Si decides irte por este camino, recuerda que desde Nequi te acompañamos en cada paso. Si aún estás armando tu PC soñado o si estás ahorrando para la última consola, la Tarjeta Nequi siempre será tu mejor aliada para estas compras. Lo mejor, pagas sin endeudarte.

Y si ya estás en camino de ser un@ streamer mega famos@ y ya estás empezando a recibir dólares por tu contenido, seguramente te has dado cuenta que Twitch, Facebook o YouTube tienen la opción de pagar por PayPal. En ese caso, buenas noticias: puedes pasar esos dólares a tu Nequi en segundos, e iniciar un buen ahorro para mejorar tus consolas, ¡o para lo que quieras!

 

Compártelo en: