Guía para hacer compras más seguras en Internet

El mundo es un lugar inseguro, ya no importa si estamos hablando del virtual o el físico. Y así como tomas precauciones en diciembre a la hora de ir a hacer las compras navideñas y no dejas tu billetera por ahí, tapas la clave cuando usas un datáfono y estás pendiente de ladrones, es hora de empezar a tener los mismos cuidados cuando vas de compras digitales porque hay múltiples formas de dar «papaya». 

Desde saber dónde comprar y dónde no (hay perfiles de Instagram que parecen ser muy seguros pero al final se pierden apenas te reciben la plata), hasta no entregar datos personales por chat, te damos una lista de tips para hacer más seguras tus compras por Internet, no solo en diciembre, sino durante todo el año. 

 

  • Revisa dónde vas a comprar

Esta recomendación puede ser muy obvia y no tener sentido cuando vas a comprar en los sitios web de tiendas de grandes superficies, o distribuidores en línea muy reconocidos. Pero, en esta era de pequeños emprendimientos y de negocios locales que han dado el salto a las ventas virtuales es cuando hay que tener más cuidado. Seguro has oído casos de gente que paga por productos que vieron en un perfil de Instagram y luego nadie les respondió ni por su pago ni por lo que compraron. Entonces, si vas a comprarle a una cuenta de Instagram o a una página desconocida…

  • Trata de conseguir referencias de personas conocidas que hayan comprado en ese mismo lugar.
  • Pregunta si hay forma de que pagues contraentrega o que recojas tu producto en un punto físico.
  • Si la página tiene la opción de pagar por pasarelas de pago como PayU, Wompi, Mercado Pago o PSE, entre otras (en Colombia hay 24 reconocidas por la Cámara de Comercio Electrónico), eso también te puede dar un mayor nivel de confianza.
  • Nunca des tus datos de número de tarjeta, código de seguridad, fecha de vencimiento por un chat. Nunca sabes quién está del otro lado y, además, es la forma más fácil de dejar que te roben. Siempre paga a través de una plataforma como las que te mencionamos en el punto anterior. 

 

  • Mira la barra de tu navegador

Esto es un tip muy sencillo pero que te puede proteger montones contra alguien que te quiera robar tus datos en Internet. Cuando entres a la página donde vayas a hacer la compra, revisa que el link que aparece en la barra del navegador comience por “https://” y al lado tenga un icono de un candado. Es decir, que el link que veas cuando vas a hacer la compra sea algo como “https://nombredelatienda.com”. ¿Por qué? Esta es la forma de saber que el sitio web tiene un protocolo de seguridad digital que protege tus datos y evita que terceros entren a robarlos.

 

  • Compra desde casa

Cuando te has metido a alguna red de wi-fi pública habrás notado que te preguntan si quieres entrar a una red pública o privada. Seguramente has escogido alguna de las dos opciones sin prestarle mayor atención, pero esto no es un detalle menor, pues cuando te metes a una red  donde hay much@ usuari@s conectad@s, quedas más expuest@ a que alguien acceda a tu información. Así mismo, compra siempre desde tu compu o tu celu, no ingreses tus datos bancarios desde el aparato de un desconocido: nunca sabes si tiene instalados programas que te pueden robar tu información bancaria. 

 

  • Crea buenas contraseñas

No solo tienes que proteger tus cuentas de correo y redes sociales con buenas contraseñas. Actualmente muchas tiendas en línea solo te permiten comprar si te registras previamente y dejas tus datos que en algunos casos incluyen tu número de tarjeta de crédito. 

 

  • Apenas compres, revisa tus extractos bancarios

Dice el dicho que más vale prevenir que lamentar, así que apenas hagas una compra en línea, entra a tu Nequi para revisar si te debitaron lo que pagaste y si no hubo doble cargo. A veces puede ser error de la plataforma, a veces un error humano o a veces un intento de robo, así que es mejor detectar y actuar a tiempo. 

 

  • Sí, hay algo que se llama “términos y condiciones” y está ahí para que los leas

Te entendemos, En la emoción de haber conseguido algo que hace rato anhelabas se te olvida leer la letra menuda. En realidad, es una mamera leer la letra menuda, pero ahí es donde estará la diferencia entre un buen o un mal negocio. Para que luego no pases un rato amargo, tienes que revisar si el producto tiene garantía, es nuevo o usado, sí es de la exacta referencia que estás buscando (sobre todo en productos tecnológicos), o si no hay cargos extra escondidos (por ejemplo, que el envío esté incluido o que sea claro cuánto te va a costar). Es mejor tomarse unos minutos de más leyendo términos y condiciones, que lamentarse por toda la vida. 

 

  • Paga con tu Tarjeta Nequi o con el Botón Nequi

Cuando vas a un supermercado o a un centro comercial a hacer compras, te das cuenta si se te está yendo la mano cuando ves que no te caben las cosas en las manos, pero haciendo compras en línea puedes perder un poco la perspectiva. También, con la posibilidad de comprar con tarjeta de crédito, puede que te emociones y compres más de lo que puedes difiriendo todo a muchas cuotas. 

Para que no te termines ahorcando, recuerda que la Tarjeta Nequi te sirve para tener lo mejor del mundo físico y digital, pero sin endeudarte. La puedes usar para hacer pagos en línea como si fuera una tarjeta de crédito, pero solo puedes gastar lo que tengas en saldo. Así controlas tus gastos, ahorras y de verdad aprovechas los descuentos que te ofrece el mundo virtual.

También, si ves que las tiendas virtuales que visitas tienen la opción de pagar a través del Botón Nequi, no lo dudes: estás teniendo la posibilidad de hacer una compra rápida, fácil y segura, y además de administrar mejor tu plata pues escoges de qué Bolsillo salen tus gastos. 

¡Comparte esta información a todos tus conocid@s!

 

 

Compártelo en: